En medio del aislamiento social por la pandemia, las clases online se volvieron una herramienta educativa fundamental. Pero la falta de uso o de conocimientos sobre su funcionamiento, dejó a muchas personas expuestas en los últimos meses.

Hemos visto de todo: ministros en calzoncillos durante una entrevista, infidelidades reveladas en una conexión online, situaciones incómodas en las clases digitales o reuniones de trabajo o frases inapropiadas con el micrófono abierto pero no una situación como lo que ha vivido esta universitaria colombiana: “Lorena, te estamos escuchando”, le advirtió la profesora a la joven en mitad de una clase online. Lo que se oía eran los golpes y ruidos haciendo la caida de roma al mismo tiempo que ‘asistía’ a clase.

NOS OBLIGAN a dar la MATRACA con la obviedad de que este sitio usa cookies. Dicho esto, aquí puedes ver nuestra política de cookies por si te apetece tragártela, o ACEPTA este mensaje para hacer DESAPARECERplugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies