Este vídeo ya dio la vuelta al mundo en su día pero por lo que sea, ha vuelto a caer en mis manos. Es como esas viejas películas que no te importa que repongan y cada vez que las ponen, te vuelves a reír como la primera vez.

Que no todos estamos hechos para los deportes de nieve nos lo demuestra el reconocido actor y humorista Rubén Enrique “Dady” Brieva en un célebre monólogo en el que contaba las tribulaciones de su primo de Santa Fe (Argentina) durante su estancia en Toronto (Canadá).
El lenguaje no es muy fino, pero hay que reconocer que el tío tiene gracia.

NOS OBLIGAN a dar la MATRACA con la obviedad de que este sitio usa cookies. Dicho esto, aquí puedes ver nuestra política de cookies por si te apetece tragártela, o ACEPTA este mensaje para hacer DESAPARECERplugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies