Si te da miedo ir al médico, después de ver estos instrumentos antiquísimos le darás gracias a Dios, a la vida, o simplemente a la ciencia por los avances tecnológicos. Te temblarán las piernas después  de ver esto…

FUENTE DE VITAMINAS A y D
Es una fuente vitamina A y de D, pero tomar aceite de hígado de bacalao no era un placer en 1960.
El sabor y aroma varíaE  desde un suave gusto similar al de las sardinas hasta un intenso y molesto olor a pescado podrido y aceite rancio…

-ESTETOSCOPIO DE PINARD-
Inventado por el Dr. Adolphe Pinard (1844 – 1934)
El estetoscopio de Pinard permite auscultar los tonos cardíacos del embrión en el seno materno.
Fue inventado por el Dr. Adolphe Pinard, un obstetra francés, en el siglo XIX. Para su “funcionamiento” basta con colocarlo muy cerca del corazón fetal para poder detectar los latidos. Esto nos da una indicación más precisa de la posición fetal. Aun sigue en uso en muchos países…y según los comentarios, que ha generado en la página, muchos profesionales hoy día lo echan de
El puente dental de esta imagen es postmortem

Los Inicios de la Odontología


-LOS PRIMEROS INSTRUMENTOS PARA MEDIR LA PRESIÓN ARTERIAL-
En el siglo VI a.C el médico y cirujano Indio Sushruta, ya mencionaba algunos de los síntomas que podrían ser compatibles con la hipertensión arterial.
Era conocida como la “enfermedad del pulso duro”. Su tratamiento consistía en realizar cortes profundos en las venas (ya que el sangrado equilibraba las presiones).
En las imágenes vemos el esfigmógrafo de Marey (1860). Un instrumento médico empleado para medir la presión sanguínea, precursor en el siglo XIX del actual esfigmomanómetro.
Este modelo está compuesto por una palanca cuyo brazo menor se aplica sobre una arteria (ordinariamente la arteria radial), y cuyo brazo mayor está destinado a transcribir sobre una banda de papel las pulsaciones arteriales amplificadas.

LAS PRIMERAS TRANSFUSIONES DE SANGRE
Se realizaban directamente brazo a brazo del donante al receptor para evitar así su coagulación, conectando la arteria del donante con la vena del receptor, a través de una intervención quirúrgica, y no existía la posibilidad de medir la cantidad de sangre entregada por el donante.
Esta imagen real del archivo de Burns inspiró la escena en el episodio 10 de “The Knick”.

-LOS PRIMEROS FÓRCEPS OBSTÉTRICOS-
El método de tracción axial de Delore empleando poleas y cuerdas atadas al fórceps de Tarnier en un parto.
Aclarar que estos métodos tan agresivos son de una época en que una cesárea era una muerte casi segura, y se usaban principalmente para intentar salvar a la mujer. Actualmente la aplicación de los fórceps obstétricos tiene unas reglas muy clara..

Los primeros electrocardiogramas (ECG) de la historia se realizaron con aparatos tan voluminosos como éste.
El electrocardiógrafo o galvanómetro de cuerda pesaba más de 250 Kg y necesitaba 5 personas para su manejo. Los pacientes debían sumergir sus extremidades, (ambas manos y pie izquierdo) en unas cubetas con solución salina. Las señales viajaban 1,5 km a través de los cables de la red telefónica de Leiden, desde el Hospital donde se realizaba el examen, hasta el laboratorio de fisiología para su registro. Sin duda un ejemplo temprano de la “telemedicina”.

El Dr. Alexander Wood ( Edimburgo), fue el primer médico en usar una jeringa hipodérmica y lo hizo para aliviar el dolor, inyectando morfina a su esposa, Rebecca Massey, quien padecía un cáncer por entonces incurable. Con el tiempo creó una adicción a dicha sustancia y curiosamente no falleció de cancer si no por sobredosis.
La jeringa tal como la concebimos hoy en día se inventó en 1850 simultáneamente por el escocés Alexander Wood, (quien lo utilizó para inyectar morfina subcutánea en pacientes con neuralgia crónica) y el francés Charles Gabriel Pravaz que en lugar de eso utiliza esta herramienta para introducir los sacos aneurismáticos perclorato de hierro con el fin de reducirlos mediante coagulación.
Hoy en día, en toda Europa son conocidas las jeringas hipodérmicas bajo el nombre de este famoso doctor (Pravaz).
En la imagen un estuche del afamado fabricante francés de instrumentos quirúrgicos Frédéric Charrière (1803 -1876)

LAS PRIMERAS FUENTES DE LUZ. EXPLORACIÓN
Cuando aún no existía la luz eléctrica, la observación de las cavidades del cuerpo humano se realizaba mediante lámparas de aceite, o simplemente con la ayuda de una vela.
Este método permitía reflejar parte de la luz hacia la zona a observar, y evitar el deslumbramiento del observador. Constituido por una pinza que se sujeta a una vela por dos barras de deslizamiento. Sobre una de las cuales se aplica un cuchara probablemente de plata.
Ilustración que muestra un examen ginecológico Litografía de “Leçons cliniques sur les maladies des femmes”. T. Gallard 1873.

-LAS PRIMERAS INSEMINACIONES ARTIFICIALES-
Los primeros intentos de inseminación artificial en humanos fueron llevados a cabo por John Hunter, un distinguido anatomista y cirujano escocés.
Hacia 1785 un rico comerciante de tejidos acudió a él ante la imposibilidad de tener descendencia (sufría de “hipospadia”). Hunter, le sugirió recoger una muestra de su semen en una jeringa caliente e inyectarlo directamente en la vagina de su mujer. Logró el embarazo y el nacimiento de un niño sano.
En realidad el cirujano tuvo suerte, el momento de la inseminación coincidió con el de la ovulación. Pero quienes intentaron reproducir después sus resultados, se encontraron con que la técnica era lo más parecido a jugar a la “ruleta rusa”.
Era prácticamente imposible conseguir un embarazo si no se conocía a fondo el ciclo menstrual de la mujer…. Eso sucedería unos 150 años mas tarde.

-LAS PRIMERAS ANESTESIAS-
Inhalador portátil de Murphy (1848-1850)
Fue diseñado por Edward William Murphy para ser usado por la propia embarazada, y poder aliviar el dolor durante el proceso del parto.
La esponja se sumergía en agua caliente durante treinta minutos, se escurría y empapaba con cloroformo. Se cerraba el compartimento herméticamente y los vapores eran inhalados por por la boca según las necesidades de cada paciente.
Debía administrarse justo antes y después de las contracciones, nunca en el momento que estas se estaban produciendo y solo cuando el dolor era insoportable
-LAS PRIMERAS ANESTESIAS-
Inhalador obstétrico Reynold.
Era uno de los métodos utilizados en 1910 por las propias pacientes para autoadministrase la anestesia durante el parto.
Estaba fabricado con latón niquelado y en su interior se depositaba una gasa o algodón empapado en cloroformo, que era inhalado a través de la nariz.
A otros modelos posteriores como el Abbott Analgizer se les añade un brazalete atado a la muñeca, y así evitar que el dispositivo terminara en el suelo durante el sueño.

-LAS PRIMERAS DISECCIONES-
Con corbata y chaleco y sin guantes.Disección en el laboratorio de anatomía. Colegio de Medicina Osteopática de Filadelfia en 1908.

LA MONITORIZACIÓN DURANTE EL PARTO
Tocógrafo de 1901-1920 utilizado para medir las contracciones uterinas durante el parto.
Se ataba al abdomen de la madre con un cinturón elástico y las contracciones quedaban grabadas en el rollo de papel creando un gráfico.
Este Tokograph fue diseñado por el Barón Von Loránd Eötvös (1848-1919) quien destacó por sus mediciones de campos gravitatorios y magnéticos. Enseñó en la Universidad de Budapest desde 1871 hasta su muerte.

RETRACTOR DE PERCY ara amputaciones.
Fue desarrollado en 1799 por el jefe de cirugía del Ejército de Napoleón, Pierre François Percy.
Se utilizó en las amputaciones de extremidades para separar el hueso de los tejidos blandos circundantes. Sin el retractor, al serrar el hueso a la misma altura que el tejido blando, no se conseguía el material necesario para cubrir el muñón óseo. Un problema que ya menciona Celsus (25 a. C.-50 d. C): “Se debe asegurar durante la operación que los fragmentos restantes de la piel son lo suficientemente grandes para cubrir toda la culata…”
Con algunas modificaciones y mejoras, aún se utiliza hoy en día.

OSTEOTOMO
El primer osteotomo fue inventado en 1830 por el médico alemán Bernhard Heine, utilizado para cortar huesos y en especial para abrir el cráneo de sus pacientes y practicar craneotomías.
Estaba formado por una cadena continúa con pequeños dientes de corte. La cadena se movía girando una manivela.
Este instrumento inauguró una nueva era en el campo de la ortopedia médica convirtiéndola en una especialidad, ya que la osteotomía hizo fácil el trabajo de cortar a través del duro hueso sin el impacto del martillo y el cincel o sin las sacudidas de la sierra de mano tradicional, lo que permitía a los cirujanos seccionar sin provocar el astillamiento de los huesos.

La corbeta militar María Pita partió el 30 de noviembre de 1803, de la Coruña rumbo America, con una valiosa carga a bordo: La vacuna de la viruela.
Para conservar la vacuna en perfectas condiciones durante el trayecto, en una época donde no existía dispositivos para su refrigeración, se pensó en transportarla en un “recipiente humano”, es decir, inyectada en la piel de personas que no hubiesen padecido viruela.
Se contó para ello con 22 niños huérfanos de entre 8 y 10 años del hospicio de la Coruña, quienes fueron los protagonistas de esta empresa.
El método de transmisión consistía en realizar en sus brazos una pequeña incisión con un bisturí, colocándose en la herida el virus sanador; se iba transmitiendo de brazo a brazo, mediante el contacto de las heridas, operación que se hacía cada diez días para mantener en forma activa el virus.

Bandejas de ojos surtidos del diseñador Fritz Jardon.
En 1939 un técnico dental del Ejército y la Marina de EE.UU, Fritz Jardon comienza a fabricar prótesis oculares en acrílico. Rápidamente se dejan de tallar los ojos de vidrio que se utilizaban hasta entonces, ya que los polímeros son más duraderos, se pueden limpiar y pulir con facilidad y se evitan riesgos de rotura.
Lo que comenzó como una iniciativa militar para resolver una lesión común en el campo de batalla, la pérdida del ojo, se convirtió en una revolución en las prótesis oculares.

Enema de humo de tabaco (1750-década de 1810)
El enema de tabaco se utilizó para infundir el humo del tabaco en el recto de un paciente para varios propósitos médicos, principalmente la resucitación de víctimas de ahogamiento. Un tubo rectal que se insertaba en el ano se conectaba a un fumigador para forzar el humo hacia el recto. Se pensaba que el calor del humo ayudaba a recuperar la respiración.

Pinzas de hemorroides (1800)
Estas pinzas se utilizaban para captar una hemorroide entre las cuchillas y aplicar presión para detener el sangrado, causando que la hemorroide se cayera.

 Imágenes by Dayan Castro

NOS OBLIGAN a dar la MATRACA con la obviedad de que este sitio usa cookies. Dicho esto, aquí puedes ver nuestra política de cookies por si te apetece tragártela, o ACEPTA este mensaje para hacer DESAPARECERplugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies