En el siglo XVII “sabadete” no era un diminutivo de “sábado” sino una palabra compuesta que se refería al “sábado siete”, o sea, cualquier sábado que cayera en el día 7 del mes. Según una superstición judía (Sabbath Setth) muy difundida en la época, esta conjunción (que se da unas dos veces al año), era propicia para preparar el polvo de talco, que adquiría mayores propiedades.

Para celebrar este día, la tradición decía que médicos y farmacéuticos debían preparar el talco con una camisa nueva. El significado sexual de la expresión llegó más tarde a raíz de la difusión del uso de polvo de talco por parte de las prostituta.

Y después de clase la de historia, haz clic en el vídeo para ver a este gorrión dando “ESTOPA”

.

 

NOS OBLIGAN a dar la MATRACA con la obviedad de que este sitio usa cookies. Dicho esto, aquí puedes ver nuestra política de cookies por si te apetece tragártela, o ACEPTA este mensaje para hacer DESAPARECERplugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies