First Dates protagoniza uno de los momentos más picantes

Primera toma de contacto inicial, un estremecedor eructo de Silvia, el cual a Ruben ni le importó, ya que el tiene un perro y tambien eructa, y tras dejar claro ella que siente debilidad por «las travestis cubanas heavies», llegó la camarera rusa del programa, Yulia Demoss, con unas almejas. Y con los bichitos llegó la fiesta de dos rombos:

«- Silvia. A ver si quieres chupar alguna (almeja).
– Rubén. Jajajajajajajaja
– Silvia. Lá más gorda. ¿Es una indirecta?
– Rubén. ¡Tú qué crees! Pues sí. Pero es que me miras con esa cara…
– Silvia. De curiosona…
– Rubén. Y cualquiera diría que estás desesperada…
– Silvia. Estoy desesperada… pero por irme a mi casa.
– Rubén. (Deja la concha de la almeja en el plato de ella).
– Silvia. Y me la dejas en el plato… ¿Qué desfachatez es esa?»

Te ponemos en este punto el video y luego sigues leyendo

Ante la cámaras, el chico parecía encantado: «Está más en el bando descarado que en el femenino, pero tiene un encanto que no todos pueden llegar a apreciar», aseguró Rubén 26 «Acertado y ubicado».

Entonces, llegó el cénit de la noche. Un momento que no sabríamos si clasificarlo en la estantería de las películas picantes o en las de otro tipo más duro. Silvia cogió una almeja cerrada y, con un cuchillito, la abrió sugiriendo a su cita la siguiente escena:

– Silvia. Mi almeja ahora mismo está así…
– Rubén. Cerrá…
– Silvia. Pero puede que si te lo curras un poquito… ¡Plin! (abre la almeja) menos mal que no está vacía…
– Rubén. ¿Es una indirecta?
– Silvia. Tú qué eres… ¿Tó pulpaco?
– Rubén. ¡Hombre, por favor…!
– Silvia. Mira lo que gotea aquí… justo.
– Rubén. ¿Está bueno?
– Silvia. Tú sí que estás bueno… de espaldas
– Rubén. Vale, y a cuatro patas contra la pared.

Si te gustó este POST, no dejes de visitar estos otros que te dejamos aquí abajo.

Cuanto vale un «Pollo»

Mas de una vez te has preguntado ¿Cuanto vale un gramo? Mira que todos hemos visto cientos programas de Tv, pero nunca imaginé que uno medio serio preguntarían cuanto vale…

NOS OBLIGAN a dar la MATRACA con la obviedad de que este sitio usa cookies. Dicho esto, aquí puedes ver nuestra política de cookies por si te apetece tragártela, o ACEPTA este mensaje para hacer DESAPARECERplugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies